domingo, 7 de febrero de 2010

Bajo el brillo de la luna



Camino por las calles al mediodía.
De repente mis acompañantes desaparecer, el sol también. La noche me cubre con un manto gélido pero a la vez tan cálido, es dificil explicarlo. Y alli, arriba de mi, se posa ella, vigilante, elegante y soberbia. Me acaricia con sus suaves rayos blancos, tan puros y sanos. Comienzan a aparecer personas, personas increiblemente queridas para mi. Trato de abrasar a una de esas personas pero la atraviezo, todas se vuelven simples iluciones...espejismos.
Caigo al suelo de rodillas y gimo de dolor al parecer también lloro pero esas lagrimas tambien se vuelven espejismos, mentiras. Pero al igual que esas personas, las siento dentro de mi, dento de mi se tornan reales y esas lagrimas se tornan innecesarias. Sonrío, es una sonrisa sincera que poco a poco se alumbra con la luz de ella, la luz de la luna.
Me levanto y a pesar de que mis rodillas sangren bastante, sigo caminando, dejando sangre, lagrimas y esfuerzo atrás, a travez de un sendero que fielmente me guía, aunque a veces me encego y vuelvo ignorante y orgullosa, un sendero brillante y deseable, lleno de riquezas y sueños insaciables... llamado esperanza.
"Nunca dejaré de soñar..."

2 Precciosos comentarios~:

Sachiko dijo...

Eto... esto es bastante triste... es una exageración de un suceso real o algo que maquinabas en tu mentecilla? Puedo imaginar el escenario que narras con bastante nitidez...

Sin embargo, la luna está alli, como dijiste, observandote y rozando tus mejillas con suavidad.

Un beso princesa!

Anónimo dijo...

Es muy linda, pero algo melancolica, imagino estas triste, bueno solo me queda decir que si es asi, animo, que todo pasa, "vive la vida de tal manera que cuando mueras rias, y el mundo te llore".
Y por otro lado tambien me encanta observar la luna y el cielo, pero aveces es triste y otras alegre. pero siempre me anima, cuidatee.

Publicar un comentario